• Koaching

    Coaching: Mejorar la relación con el jefe y con los compañeros de trabajo

    Parecen dos cosas diferentes, pero al final, todo es uno. Es decir, el jefe es uno más de la empresa, por tanto, debes esforzarte por tener una buena relación con él al igual que con el resto de compañeros que están en una posición de mayor igualdad respecto a ti. Y es que, está claro que en una empresa existen jerarquías. Es decir, escalas de responsabilidad que cada persona debe cumplir de una forma efectiva.

    De hecho, en la medida en que cumplas con todas tus funciones de una forma eficaz y regular cada día, también será mucho más fácil que el jefe te tenga en la consideración que mereces. Por el contrario, si eres un trabajador desmotivado, que deja muchas obligaciones para el último momento, entonces, eso también produce sus consecuencias. Aquí tienes algunas ideas para mejorar tu relación con el jefe y con tus compañeros de trabajo:

    1) Sé natural, es decir, muéstrate tal y como eres. Cuida tus modales pero a la vez, sé cercano con los demás.

    2) Ten en cuenta que cualquier persona tiene sus días malos, es decir, aprende a disculpar los errores de los demás porque así también podrán hacerlo contigo.

    3) Sé prudente y discreto con los temas importantes. Es decir, nunca airees una conversación privada en público porque te resta profesionalidad.

    4) Fomenta el diálogo a través de frases claras, sencillas y directas. Es mejor optar por preguntas abiertas que cerradas, es decir, es mejor plantear interrogantes que permiten una mayor explicación.

    5) Piensa que debes mejorar la relación con tu jefe y con tus compañeros de trabajo, sencillamente, porque trabajar en equipo implica que cada uno pueda poner de su parte.

    6) Durante la semana siempre se tiene menos tiempo de quedar con amigos y familiares. Esta es una de las razones por las que también se debe cuidar mucho la relación laboral con los compañeros de trabajo porque se necesita tener un reconocimiento afectivo en el día a día por parte de los demás.

  • Aprender con el mejor aliado
    Koaching

    Aprender con el mejor aliado

    La informática está presente en muchos ámbitos de nuestra vida, pero sin duda uno de los campos que más ha revolucionado es el de la formación.

    La informática e Internet han permitido que podamos estudiar y aprender continuamente sin que importen cosas como la edad, los horarios, ni tampoco la ubicación de la persona.

    Ahora, gracias a las nuevas tecnologías, podemos estudiar, másters, grados, cursos o idiomas. También podemos aprender por nuestra cuenta mediante aplicaciones o programas para compartir contenidos. Internet ofrece un abanico infinito de posibilidades que sólo exige el interés por parte del internauta.

    Los conocimientos que podemos adquirir en Internet nos pueden ser muy provechosos para ampliar la formación reglada o para descubrir nuevos campos que pueden resultar de nuestro interés.

    La mayoría de las iniciativas han superado con creces las expectativas y ahora son miles de usuarios los que participan realizando cursos y master a distancia con la mejor garantía de sacar el máximo provecho a la red.

    Una de las utilidades que más a triunfado entre los profesionales de la educación son las plataformas educativas online como Moodle, utilizado ya por muchas universidades como herramienta básica dentro de la metodología de aprendizaje. Moodle es un paquete de aplicaciones para diseñar y realizar cursos, que se distribuye como programario abierto, es decir, todo el mundo tiene acceso a él.

    Las comunidades de aprendizaje que se crean son muy útiles para compartir apuntes, bibliografías o trabajos, pero lo más importante es la posibilidad de socializar opiniones y preguntas. Mediante foros a los que tanto alumnos como profesores pueden acceder, las personas vinculadas al curso pueden preguntar, comentar o proponer. Moodle es un entorno virtual intuitivo y fácil de utilizar que resulta muy útil para realizar cursos online.

  • Koaching

    Formación contínua y empleabilidad

    Hay profesionales que hacen una carrera y profesionales que siguen en carrera, esta metáfora significa que en el escenario actual la obtención de un título de grado es muy importante. Sin embargo, con la velocidad de los cambios y en un entorno de horizontes complejos, es muy difícil predecir el escenario en el que hay que actual laboralmente.

    Hoy no es tan sencillo asegurarse un puesto con estabilidad y progreso constante; aquí es donde hay que comprender el criterio de «empleabilidad».

    La empleabilidad es la condición que hace que un profesional mantenga sus condiciones de ser reclutado en forma inmediata, cuando por razones ajenas a su deseo queda fuera del mercado laboral.

    ¿Cómo se logra un buen nivel de empleabilidad?

    Mediante la capacitación continua, que es el mejor reaseguro profesional.
    Esto lleva a que los profesionales hoy en día son más competitivos y quienes tienen la tranquilidad de conseguir las posiciones más interesantes y mejor remuneradas, se mantengan capacitándose en forma permanente.

    ¿Cómo estudiar mientras se trabaja?

    Esta es la pregunta que cientos de profesionales se plantean, al entender que deberán seguir manteniéndose actualizados en simultáneo con la tarea que ya están realizando.

    La solución parece estar dada por los cursos semipresenciales o los online.
    En la actualidad la oferta de formación de posgrado para ejecutivos de empresas y directivos no sólo pasa por algunos de los centros de estudios más lejanos. Afortunadamente hay buena oferta y muy buenas propuestas.

    Claro que este tipo de formación, cuando conlleva un buen nivel académico, implica esfuerzo, constancia y aunque se evitan desplazamientos y alejarse del hogar y el trabajo, significa ser dueños de una gran resolución y tenacidad por parte de quienes la emprenden.

    Esto marca la diferencia distintiva entre aquellos que llegaron a un techo en su crecimiento laboral y quienes siempre están ensanchando sus límites laborales.

  • Koaching

    Las empresas que utilizan el ‘coaching’ aumentan su rendimiento

    Sólo en 2010, la actividad del ‘coaching’ experimentó en España un crecimiento del 30% en su utilización dentro de las empresas.

    Por cada euro invertido en programas de coaching ejecutivo o entrenamiento de recursos humanos y equipos de trabajo, las empresas pueden recuperar hasta 700, lo que supone un retorno de la inversión del 70 por ciento, un dato con el que la directora ejecutiva de la Escuela Europea de Coaching (EEC), Eva López-Acevedo, por qué este tipo de programas de formación especializada en habilidades emocionales y de organización y dirección han dejado de ser una moda para convertirse en la piedra angular para muchas empresas de prestigio en el ámbito nacional e internacional.

    La formación de los Recursos Humanos es una pieza clave para cualquier empresa que quiera mejorar su productividad y su eficiencia, porque los profesionales son el principal capital con el que cuenta cualquier empresa».

  • Koaching

    Coachplacement: el despido empático

    Cada día más, se está extendiendo en las empresas el outplacement o recolocación de empleados. Sin embargo, un nuevo servicio cobra fuerza debido a los resultados que ofrece. La unión del coaching y el outplacement: el coachplacement, un nuevo concepto.
    Hace unos años y, no muchos, era impensable que en España las empresas optasen por solicitar servicios de outplacement. Esta técnica, surgida tras la Segunda Guerra Mundial en EEUU ante la necesidad de recolocar el excedente de soldados, comienza a despegar en España en el año 2000. Por este motivo, todavía existe un desconocimiento de las ventajas y el proceso en que consiste un programa de outplacement. Sin embargo, la crisis económica ha popularizado este término ya que las empresas se ven inmersas en arduos procesos de despidos y requieren el asesoramiento de expertos que ayuden, tanto a la empresa como al ex empleado, a superar este doloroso trámite.

    Una nueva disciplina que ofrece aún más ventajas y que disminuye el tiempo de búsqueda de empleo por parte del candidato es el llamado Coachplacement, que surge de la unión del coaching con el outplacement. “Es un tipo de servicio que estamos ofreciendo actualmente con unos excelentes resultados”, comenta Ángeles de la Flor, Directora General de Atesora, y añade “al combinar las dos disciplinas el tiempo de búsqueda se disminuye de manera significativa”.

    Los programas de outplacement ayudan a recolocar al empleado, reduciendo su tiempo de búsqueda de empleo. Sin embargo sigue existiendo mucho desconocimiento respecto al alcance del servicio, “muchas empresas creen que el programa únicamente consiste en ayudar al candidato a hacer un buen CV o entrenarle en la técnica de entrevistas”, cuando la realidad es bien distinta. Es una ayuda mucho más amplia. Los consultores por un lado, “entrenan en el despido” a los responsables de las empresas, para que el proceso sea impecable. El desvincular a una persona es un proceso en el que conviene estar preparado y no sólo llevar los papeles del finiquito. La persona encargada del despido debe tener el mensaje muy interiorizado y tiene que saber de gestión emocional. De esa manera, se conseguirá que el trámite no sea tan doloroso y que ambas partes salgan beneficiadas. “Lo cierto es, que nuestro principal trabajo lo realizamos con el candidato. Le acompañamos durante su proceso de búsqueda. Es importante que vuelva a confiar en sí mismo, en sus posibilidades profesionales y en sus conocimientos, que entienda, que el mundo no se acaba con el despido”, afirma Ángeles de la Flor.

    Asimismo, gracias al coaching la persona despedida podrá verse reforzada emocionalmente, rompiendo con creencias limitantes y planificando cuál es el camino más conveniente para su carrera profesional. “Es importante que el candidato gestione adecuadamente su emocionalidad”, añade de la Flor. Muchas veces se tiende a hacer algo de lo que luego uno se puede arrepentir, como, por ejemplo, hablar mal de tu ex jefe o criticar a la empresa con alguien a quien consideras “un amigo” y no caes en que también es “un contacto”, un leve matiz pero que puede ser crucial. A partir de ahí, el coach se encarga de ayudar a que la persona no caiga en la desconfianza y pueda descubrir el camino profesional que es más válido para él. Pese a que el periodo de recolocación se ha incrementado en 1,3 puntos, la unión de las dos disciplinas hace que las posibilidades de encontrar un nuevo empleo aumenten sustancialmente.

    En definitiva, el coachplacement ayuda a las empresas a tratar con sumo cuidado el proceso del despido, garantizar que su ex-empleado sea acompañado por un equipo de profesionales (coach + consultor senior de carreras + equipo de prospección de mercado) que van a ayudarle, no sólo a minimizar el impacto que el propio despido puede generar sino a aportarle la luz necesaria para que no se considere “un despedido” sino un “activo importante para las empresas en vías de recolocación”. En definitiva a que llegue a considerar su despido no como un punto final, sino como un punto y seguido en su carrera.

  • Koaching

    PNL y Coaching generan sinergias

    Descubre cómo funcionan dos técnicas que permiten a los individuos conseguir sus metas y alcanzar la realización personal.

    Actualmente se escuchan y ven por todos lados promociones de cursos con Programación Neurolingüística (PNL). Sin embargo, esta técnica lleva casi cuarenta años funcionando en distintas áreas.

    La PNL trata de resolver distintos cuestionamientos como: ¿Qué hace que una determinada persona tenga éxito mientras otra con similares características y capacidades no? ¿Cuál es la diferencia entre ambas? Y, ¿qué pueden hacer las personas para alcanzar resultados fantásticos que se observan sólo en algunos individuos aparentemente privilegiados?

    A través de la psicología, la lingüística y el análisis de sistemas, la PNL trata de generar una metodología de trabajo entre los individuos, que explote sus capacidades conscientes e inconscientes.

    Así, algunas personas han aplicado PNL al coaching, a fin de hacer sinergias. De acuerdo con Joseph O’Connor, “el coaching es el automóvil de carreras y la PNL el combustible de más alto octanaje”.

    La aplicación de PNL eleva la efectividad de cada una de estas técnicas y optimiza al máximo sus resultados. Conjuntarlas ayuda a comprender los valores y creencias profundas de los individuos, la manera cómo éstas se relacionan con su comportamiento y su imagen de sí mismo, y cuál es su nivel de satisfacción con su entorno y con su propia persona.

    En esta sinergia el lenguaje toma un papel fundamental, a fin de generar preguntas que exalten una actitud positiva y motivante. Se habla en presente, como si las metas ya estuvieran realizadas, lo cual genera convicción y congruencia en el individuo. Desde ese punto se orientarán los recursos para que las personas establezcan una clara dirección que los movilice hacia la consecución de sus metas.

    Con base en este sistema, el coach debe indagar cuáles son las creencias limitantes de los individuos a quienes coachea, a fin de derribarlas como obstáculos. Como resultado, las personas no sólo llegarán a conseguir su meta, sino que, al aprender a reconocer y modificar sus creencias limitantes, obtendrá consecuencias positivas también en otros ámbitos de su vida.

    El coaching y la PNL son dos disciplinas que tienen múltiples aplicaciones en el ámbito educacional, laboral, familiar y personal. En todos ellos, la PNL y el coaching siempre aportarán un elemento fundamental de apoyo y desarrollo a una capacidad que todo ser humano posee: la capacidad de soñar y de cuestionarse a sí mismo para lograr ir más lejos. A través de estas técnicas, nuestras preguntas potenciarán nuestras propias capacidades, llevándonos a alcanzar nuestros sueños hasta transformarlos en realidades.