Koaching

El coaching organizacional

El coaching es un método poderoso a través del cual se nos da la posibilidad de descubrir y deshacer aquellas trabas que nos paralizan a la hora de conseguir nuestros objetivos.  Este proceso nos lleva, a su vez, a poner de manifiesto todo nuestro potencial personal y profesional y a posicionarnos delante de una situación que, sin lugar a dudas, favorece nuestro crecimiento y mejora nuestras competencias.

“Un rio puede alcanzar su meta porque ha aprendido a sortear los obstáculos”

El coaching, mediante un proceso conversacional, en un contexto productivo de cambio o transformación y propiciando el aprendizaje, nos permite tomar consciencia de nosotros mimos y de nuestra realidad, estableciendo unas relaciones orientadas a la acción y concordantes entre los objetivos personales, los familiares, los del equipo de trabajo y los de la organización.

Si bien, por un lado, el coaching parte de las premisas del “aquí y ahora”, de que los objetivos del futuro se pueden hacer realidad en el presente y de que todos los CLIENTES han de ser considerados por parte del coach como personas capacitadas, formadas, expertas en sus áreas y capaces de encontrar, a través de las preguntas formuladas por el coach, las respuestas y las soluciones adecuadas para mejorar el desarrollo de sus competencias, superar los obstáculos y alcanzar sus objetivos. Por otro, hemos de tener en cuenta que el resultado de ser lo que somos viene determinado por la influencia que sobre nosotros como individuos únicos ejercen, desde que nacemos, los demás y el entorno donde nos relacionamos (coaching transaccional y coaching relacional). Es, por tanto, desde esta perspectiva desde donde se valora y/o evalúa que el cliente no padece una psicopatología que vaya en contra de la propia sesión y aborda entre otros temas relacionados con:

–  los bloqueos emocionales,

–  las creencias limitadoras,

– las creencias potenciadoras,

– la recuperación de la confianza en sí mismo,

– la toma de decisiones,

– la aclaración y consecución de metas y objetivos,

– la toma de conciencia sobre las acciones y la realidad,

– la aclaración y la focalización de lo que realmente es interesante, etc.

El coaching organizacional tiene presente y se construye desde los diversos modelos corrientes o enfoques de psicología existentes. Todos ellos tienen presente con un mayor o menor énfasis el “yo”, el “otro” y el “sistema”, lo que facilita una elevada y global comprensión de la complejidad del ser humano.

Por consiguiente, el abordaje del coaching desde la psicología tiene un valor sumatorio respecto a las otras maneras de ejercer el coaching, ya que, el coach con formación en psicología aporta el rigor y la evidencia científica respaldada por la experiencia y la metodología de esta disciplina y, además, ejerce su actividad bajo los principios éticos recogidos por el código deontológico del psicólogo.

Como psicólogo-coach ofrece:

– Sesiones presenciales o telefónicas.

– Una alianza compartida con la finalidad de alcanzar tus objetivos.

– Una relación centrada en el desarrollo de tu potencial

– Una primera sesión (gratuita) en la que se fijarán las expectativas de la intervención y el marco de éxito.

– La más estricta confidencialidad

– Una relación basada en la confianza y la sinceridad mutua.

En las sesiones se pretende establecer:

Un encuentro de dos: ojo a ojo, cara a cara.

Y cuando estés cerca, tomaré tus ojos

y los pondré en el lugar de los míos,

y tú tomarás mis ojos,

y los pondrás en lugar de los tuyos.

Y luego te miraré con tus ojos,

y tú me mirarás con los míos.

Francisco Pareja

Coach certificado por Asesco | Graduado Social | Master en Recursos Humanos por EADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.