• crisis
    Koaching

    Crisis = Talento escondido

    ¡Estamos en Crisis!

    Este bien podría ser el titular de un artículo de cualquier periódico nacional con ideas contrarias a las del gobierno, ya que para el gobierno, a fecha de hoy, aun estamos en una desaceleración, y todo está bajo control.

    Para aquellos que crean ciegamente en estas últimas palabras “Todo está bajo control” que la diosa fortuna les sonría, pues quizás por fiarse de lo que dice el “gran hermano”, al final se vea demasiado apretado para reaccionar. Bueno algunos ya lo están padeciendo.

    “Crisis” en chino significa “oportunidad peligrosa”. Claro que si no fuera peligrosa, no sería tanta oportunidad, pues todo el mundo se acogería a la circunstancia sin peligro o se quedaría esperando a ver cuando le toca parte de la tarta. Estos últimos son más bien los que suelen decir “aguantemos, que ya vendrán tiempo mejores”.

    Y claro, si es peligrosa, la oportunidad, quién quiere intentar cosas nuevas cuando el caudal del rio ha bajado tanto, que hasta los más hambrientos depredadores apenas pueden esconderse en el fondo del rio esperando a que cruces para ser zambullido de cuajo.

    Hay empresas que optan por la vía rápida. Echan sus cuentas de personal, ven como reduciendo “x” número de empleados consiguen rebajar una cuenta de gastos (ya que no la consideran inversión) importante. Muchos de los grandes bancos son un ejemplo a seguir en esta opción.

    Muy pocos se detienen a pensar, con el hemisferio derecho, la parte creativa de nuestro cerebro, en cómo podríamos aprovechar esta crisis. ¿Qué oportunidades se nos presentan ahora, que antes no podía ver? Cuando el rio tenía tanto caudal solo me preocupaba de navegar a través de el, de un lado a otro llevando a gente, mercancías o el dinero de una orilla a otra, sin problemas de navegación.

    Una mañana, no me preguntes cómo, me levanté y no sé que hizo que disparara mi cerebro de mosquita, lo digo más bien por la capacidad que tiene más que por el tamaño, se me ocurrió que quizás algunos de los clientes con los que trabajo les podrían interesar realizar una “Operación Talento” dentro de su organización. Una especie de como el programa de la tele, “Operación triunfo” pero aprovechando los recursos humanos de que disponen la organizaciones para descubrir, ahora que estamos en crisis, talentos que no se podían ver antes.

    La idea básica es muy sencilla, aunque hay que tener valor para hacer esto. ¿Pero acaso no lo tuvo la productora que tuvo la idea de “operación triunfo”? y mira que bien les fue, que incluso lo exportaron a otros países.

    Operación Talento” puede lograrse, siguiente unos pasos básicos:

    1- Los cabezas pensantes de la organización, se sientan a, “pensar”, y dar ideas de qué puestos de trabajos necesitarían potenciar en estos momentos. No se trata de pensar de donde salen estos puestos, ya que entonces coartarían las posibilidades de descubrir talentos dentro de la organización, sino simplemente en los que necesitarían potenciar.

    Y sería muy bueno, si los cabezas pensantes, invitaran a gente creativa a dicha reunión, pues a veces se pueden crear incluso puestos nuevos que antes no existían, además de potenciar otros que pueden ayudar a crecer.

    2- Una vez determinado el tipo de puesto de trabajo que la organización desearía crear o potenciar, entonces se lanza un anuncio INTERNO, donde se invita a TODO el personal a que consideren un cambio interno.

    Claro, aquí RRHH, tiene que haber trabajado antes en fijar una escala comparativa de salarios con o sin incentivos, pues a los nuevos puestos pueden llegar gente con salarios más altos o bajos que lo que supondrá el nuevo desempeño. Esto se puede hacer de muchísimas maneras, incluso manteniendo la estructura salarial del empleado que opta por un cambio interno, a prueba por un periodo mínimo de 6 meses, e ideal de 12 meses, según los puestos nuevos de desempeño. Pero repito hay múltiples formulas para esto, con lo que con un poco de flexibilidad se puede alcanzar, aunque pueda ser compleja en reflejarla al principio.

    3- Este anuncio, podría leer algo así “OPERACIÓN TALENTO”

    En estos tiempos turbulentos, ni las cabezas de los ejecutivos seniors están seguras. Debemos emprender nuevas vías de superación, tanto personal como profesional. De ahí que “X (el nombre de la organización” lance esta oportunidad única, que bien podría salvarte de medidas drásticas de empleo, que ojala no nos veamos obligados a llevar a cabo.

    Si alguna vez has pensado en que puedes ser bueno para un puesto de trabajo que nunca pudiste o te atreviste a solicitar en esta organización. Cuéntanos que puesto es ese. Cuéntanos porqué crees que lo harías muy bien. Cuéntanos que ganaría (la organización) dándote esta oportunidad. Cuéntanos cuáles son tus talentos escondidos y cómo podríamos apoyarte a desarrollarlo.

    Si se te ocurre alguna función o puesto de trabajo que quizás aun no exista, pero que tú ves que podría marcar la diferencia, déjanos saber. Igual hasta podemos crear un puesto nuevo para ti! Y si ya reconoces dónde o cómo podrías desempeñar tus talentos, déjanos saber. Nosotros hemos identificados una serie de puestos, donde nos gustaría dar oportunidades a gente que se crean capaces de hacer algo mejor de lo que ya hacen, de mostrar esos talentos escondidos que no han podido mostrar hasta ahora. Este es un listado de dichos puestos/áreas donde buscamos talentos:

    – A, B, C, …

    Ahora te toca a ti. Nosotros no estamos en crisis, sino en un momento de oportunidades peligrosas. Sabemos que tenemos que reducir, aumentar o simplemente cambiar algo que nos haga aprovechar este momento. ¿Qué puedes hacer tú para ser o no ser parte de este cambio?

    4- Una vez detectado los talentos, entonces crear un departamento de Coaching y Mentoring que apoye a estos talentos a fraguar lo que tanto ellos como la organización desean lograr. Si no tienes gente preparada en habilidades de Coaching y/o Mentoring, no te frenes por esto. Es un gran refuerzo pero no es vital para desarrollar esta idea, eso sí ten al menos un departamento de seguimiento alienado junto a RRHH para monitorear el desarrollo de los nuevos talentos.

    Si no es ahora ¿Cuándo entonces? Si no es aquí ¿Dónde entonces? Si no eres tu ¿Quién entonces?

    Vía: OlaCoach

  • liderazgo eficaz
    Koaching

    Hacia un liderazgo eficaz

    El liderazgo y la persona son las claves de una nueva era empresarial. Los directivos tienen que asumir como objetivo estratégico, tanto personal como corporativo, el auto-desarrollo y el aprendizaje. Además, han de hacerlo en un entorno frenético en el que el tiempo es cada vez más escaso y precioso. El coaching es lo que permite al directivo aprenderá en el trabajo y mejorar este.

    A medida que el liderazgo sustituye a la gestión y el aprendizaje a la educación, el coaching emerge como la vertiente accesible de la estrategia. Se trata de un marco práctico que favorece el desarrollo de una estrategia que ya no está¡ circunscrita a selectos círculos organizativos, sino que se renueva constantemente a medida que la totalidad de la empresa se mueve simultáneamente para adaptarse a objetivos cambiantes. El mejor vehículo para reducir el riesgo de este viaje sin destino fijo es el diálogo del coaching.

    El coaching es un diálogo orientado al logro de objetivos concretos, medibles e inmediatos. Se ha puesto de moda porque es una forma natural de liderazgo basado en el diálogo.

    Para un observador casual, el coaching puede parecer una simple conversación. En realidad, este diálogo refleja un concienzudo trabajo de contextualización e interconexión de varios mundos: el de la trayectoria laboral pasada y futura, el de la organización y el negocio, y, por supuesto, el mundo personal, familiar y social del directivo. El coaching ayuda a desarrollar capacidades y aumentar la eficacia en alguno o en todos estos ámbitos.

    Hacer un buen coaching es difícil. El primer reto es involucrar al directivo en un diálogo significativo, por lo que suele ser conveniente elegir juntos el camino. La base de esta influencia es una cierta química entre el coach y el directivo, sintetizada a base de confianza y credibilidad. Con sus preguntas enfocadas, su escucha activa y su feedback sincero, el coach mantiene el diálogo basado en la realidad y lo conduce hacia unos terrenos que ambos deben ir aceptando.

    Todo el trabajo previo de recolección y análisis de los datos es esencial para estructurar después el diálogo de forma eficaz y avanzar paso a paso por este camino auto-definido.

    La implicación de toda la organización convierte el coaching en estratégico. Este diálogo culmina con la aceptación conjunta de un plan de acción detallado y un programa de seguimiento a medio y largo plazo en el que el coach actúa como memoria y conciencia del sujeto en la búsqueda de resultados tangibles y sostenibles.

    No es un acto aislado, sino un proceso completo y continuado que desemboca en la transformación permanente del gestor en líder.

    A los líderes les resulta muy difícil promover el cambio de las personas que tienen a su cargo, con frecuencia por no atreverse a proporcionar un feedback sincero. Para el coach, por el contrario, desde su posición de tercero independiente, la modificación de los comportamientos es una de las herramientas básicas.

     

  • oportunidades-en-tiempo-de-crisis
    Koaching

    Como generar oportunidades en tiempos de crisis

    ¿La empresa donde trabajas está recortando costes? ¿Tienes miedo de perder tu empleo? En tiempos de crisis, en especial financieras, el clima organizacional suele ser tenso. Los mandos siempre están convocando reuniones y los colaboradores ya no saben qué hacer para mostrarse útiles en este ámbito.

    El hecho es que en tales momentos es necesario tener cautela para no dar un paso en falso. Aprende a usar la estrategia en tiempos de crisis y sobrevivir en la empresa, pase lo que pase, tanto dentro de ella, como en el mundo exterior.

    Pasos para generar oportunidades:

    1 – Hazte ver:

    Que le quede en claro a tus jefes que haces la diferencia y puedes contribuir al crecimiento de la empresa. Esta es la hora de poner empeño, mostrarse y ser totalmente estratégico.

    2 – Muestra tus logros:

    Deja en claro que no eres solamente un costo para la empresa. Demuestra tu valor para el negocio. Ve más allá de tu deber. La proactividad es esencial en este momento.

    3 – Pon la cabeza a funcionar:

    Intenta crear proyectos que logren una reducción de gastos de la organización y preséntalos a tus superiores.

    4 – No pierdas de vista el ámbito macro del negocio:

    Al ver que algún colega pierde el empleo, apresúrate a asumir sus responsabilidades. Deja en claro a tu jefe que estás allí para lo que sea necesario.

    5 – Recíclate:

    Para las empresas, las personas tienen fecha de validez. Por lo tanto, extiende la tuya al máximo. Toma cursos rápidos y de buena calidad, y aplica lo aprendido. Tu desempeño seguramente será mejor.

    Importante

    De todas formas, continúa haciendo nuevos contactos profesionales para poder recurrir a ellos en caso de que lo necesites.

  • Gestionar emociones
    Koaching

    Gestiona las emociones de tu equipo

    La incertidumbre en cualquier aspecto de tu vida puede aumentar el estrés. Particularmente, en el entorno laboral, puede aumentar tu propia ansiedad como líder, y contagiarse o multiplicarse, con la ansiedad que ya tiene el equipo.

    En muchas ocasiones hemos comentado que lo mejor de uno mismo ocurre cuando la persona está en equilibrio personal, o lo que es lo mismo, que hay un equilibrio entre la energía y el tiempo que se invierte en experiencias y sentimientos negativos, y las experiencias y sentimientos positivos. Algunos autores establecen tresXuno, necesitas 3 vivencias positivas por cada 1 negativa que experimentas. ¿Cómo va esa proporción en ti?

    Es por ti, por quién tienes que empezar, si quieres ayudar a gestionar las emociones de tu equipo. Es difícil que inspires calma, tranquilidad y confianza si tú no la tienes.

    Los aspectos como facilitar una buena organización del trabajo, optimizar el tiempo, trabajar por procesos y orientarse a resultados, siempre van a ayudar a reducir la incertidumbre. Incluimos también el dar un feedback preciso sobre el trabajo, la actitud y el esfuerzo realizado.

    Ahora bien, muchos líderes evitan hablar con su equipo de sus emociones. Existen líderes que comentan “sé que están mal, pero si facilito hablar sobre ello, puede ser peligroso y desbordarse todo”, pero que terminan obviando y reprimiendo las emociones del equipo. Nada más lejos de ayudar.

    Las emociones no gestionadas multiplicarán su intensidad y su impacto negativo, así que, anímate, en estos momentos de incertidumbre y de dificultad, es cuando más necesita tu equipo que escuches como se sienten.

  • Executive Coaching
    Koaching

    ¿Cuál es el trabajo del Coaching Ejecutivo (Executive Coaching)?

    Es un proceso que persigue como objetivo prioritario el máximo desarrollo profesional y personal del  pupilo o coachee realizado de una forma óptima y correcta, puede suponer una profunda transformación del individuo que lo recibe.

    El Coaching Ejecutivo o Executive Coaching puede ayudar al  directivo al que se dirige el proceso a:

    • Gestionar
    • Administrar
    • Dirigir su compañía o el área de negocio bajo su responsabilidad de una manera más responsable, sostenible, ética, solidaria, humanista y, consecuentemente, más rentable, productiva y competitiva.
    • Descubrir sus puntos fuertes para organizar un plan de acción con el que superar los posibles obstáculos en su liderazgo y aumentar su valor para la organización.
    • Indicar el camino y conducir a la respuesta o a una posible solución pero siendo el ejecutivo quien llega a ella por si mismo.

    ¿Cómo trabaja el Coaching Ejecutivo o Executive Coaching?

    El proceso consiste en conversaciones o diálogos, a través de la relación entre preguntas y respuestas que mantienen dos personas, entrenador o coach y el pupilo o coachee.

    En este proceso, el coach ejerce de mero estimulador, indica el camino y conduce a la respuesta o a una posible solución pero es el pupilo o coachee quien debe llegar a ella por si mismo, ayudándose de la reflexión, el pensamiento, el potencial desarrollo de la faceta personal y profesional, el cambio de actitudes y aptitudes, la mejora de habilidades y competencias, el estudio, la observación, la meditación y la potenciación del talento y las capacidades humanas.

  • Koaching

    ¿Un candidato comprometido?

    Dentro del protocolo que se exige a la hora de asistir y como preparar una entrevista de trabajo es recomendable mostrar una excelente presentación personal además de un completo dominio del currículum vitae entre otros factores evidentes que generan el éxito del encuentro.

    Lamentablemente estos elementos no garantizan la obtención de la plaza vacante aun si el perfil encaja perfectamente con los requerimientos del puesto.

    Las personas encargadas del reclutamiento y selección de las empresas están yendo más allá de los datos convencionales que se requieren para identificar al candidato perfecto que llenará la vacante.

    La actitud que demuestra la persona interesada es hoy en día otro factor indispensable para calificarle como el indicado para el puesto. El interés, el compromiso, la capacidad de resolver problemas y la toma de decisiones son fácilmente detectados por el personal de recursos humanos para seleccionar a la persona adecuada a través de pruebas, ejercicios o preguntas que proveen información importante que indicará incluso el desempeño que éste tendrá dentro de la empresa.

    Para identificar el nivel de compromiso que puede reflejar el candidato, el entrevistador puede indagar en situaciones en las que la persona ha tenido que tomar decisiones importantes en momentos cruciales tanto personales como laborales tales como: el rol dentro del trabajo en equipo, reacciones ante problemas suscitados, decisiones tomadas, etc.

    Si el candidato quiere reflejar datos relevantes acerca de su personalidad comprometida con su persona y con su empresa se recomienda tomar en cuenta lo siguiente:

    Recordar todas aquellas experiencias que hayan llevado a la solución de un problema o conflicto y analizar el grado de participación para lograrlo; esto permitirá que no pase mucho tiempo mientras se piensa en la respuesta y da la oportunidad de expresarse mejor.

    Procurar dar información verdadera, se debe mencionar solo aquellos nombres de empresas, jefes, compañeros de trabajo cuyas experiencias sean positivas en caso de que el empleador busque referencias para apoyar su desempeño en la conversación.

    Prestar atención a las preguntas personales que se realicen para detectar con detenimiento el punto exacto que quiere conocer el empleador para no dar mayor información que la requerida.

    La responsabilidad, el compromiso, la actitud positiva son rasgos de la personalidad que a través de la convivencia y el desempeño laboral pueden ser evaluados pero en una entrevista laboral en la que se prácticamente se desconoce a la persona interesada en la vacante, es a partir de la seguridad, la confianza en si mismo que éste presente para reflejarlos en la primera impresión y haber realizado buenos ejercicios de memoria.

  • Koaching

    Querer aprender, mejor que tener talento

    El papel que ha tenido el sector bancario en el origen de la crisis económica le ha llevado a un desgaste reputacional que está perjudicando a todas las empresas del sector y ralentizando su capacidad de recuperación. El principal reto es «ser cada vez más productivos y rentables, respetuosos con el entorno social y medioambiental, a la vez que más creativos».

    Fomentar el liderazgo es clave para iniciar esta recuperación. «Debemos seleccionar a los mejores candidatos, formarlos, desarrollarlos e identificar, de entre todos ellos, aquellos con el talento necesario para liderar la organización hacia el éxito futuro»

    Porque la lucha por conseguir nuevos talentos parece ser clave, tanto para los sectores en recuperación como para aquellos que se encuentran en mejor situación, como las empresas de telecomunicaciones, donde resulta paradójico que, en medio de una crisis económica con un alto número de demandantes de empleo, según el informe Infoempleo 2010, tengan dificultades para cubrir ofertas laborales de nuevos perfiles.

  • Koaching

    El coaching, un acelerador en bonanza y una necesidad en tiempos de crisis

    Hablar de Viviane Launer es hablar de ‘coaching‘ en femenino. Formadora de personas y organizaciones, es una verdadera pionera de esta disciplina y la primera ‘máster coach’ en España, acreditada por la ICF (International Coach Federation). Launer ha sido la gran estrella invitada de la segunda y última jornada del Leadership Fórum Galicia, que se clausuró el sábado en A Coruña.

    En su encuentro con los asistentes, Launer aportó las claves de un buen ‘coach’ y, sobre todo, defendió y definió lo que ella califica como una «profesión extraordinaria para las personas a las que nos gustan las personas».

    Aumentar la calidad de vida o potenciar el rendimiento industrial son sólo algunas de las ventajas de una técnica que se ha visto un poco banalizada. En este sentido, la formadora francesa defiende la profesionalización del ‘coaching’, que tiene sus propias escuelas y un código ético y que se alimenta, aunque se diferencia, de otras disciplinas como la psicología. Como claves del éxito para un buen ‘coach’ recomienda no juzgar, no dar consejos, ser interpretes jurados de tu objetivo, creer en el cliente, retarlo y partir del presente para ir hacia el futuro.

    El motivo de este éxito se mide en una máxima de la disciplina, «permite que personas ordinarias consigan resultados extraordinarios». Además, esta experta apunta que el retorno de la inversión en ‘coaching’ es para las empresas «del 300 al 700%» de lo invertido. En una situación de bonanza la disciplina es, según Launer, «un acelerador»; pero la situación cambia en los actuales momentos de crisis, donde se convierte «en una necesidad».

    Launer recaló en España en el año 1996, tras un periplo internacional como formadora de equipos de trabajo en algunas multinacionales. «Entonces nadie hablaba de ‘coaching’ y las empresas me miraban con cara rara», ha admitido. Sin embargo, su tenacidad la llevó a dar los primeros pasos para instaurar la disciplina en nuestro país fundando y presidiendo aquí la sede del ICF.

    En tan sólo una década, este organismo ha pasado de los 3.000 a los 20.000 socios -en España cuenta con 600- y a estar presente en 110 países. Y todo porque, según Launer, el ‘coaching’ es «una profesión en auge» a pesar de que existe desde hace más de 30 años.