Koaching

La cultura de lo urgente

Dejó de fumar cuando le dio un pre infarto, dejo de tomar cuando no le funciono el hígado, empezó a estudiar cuando le faltaba un examen, lo trataba bien recién cuando el empezó a salir con otra, la dejo de «fastidiar» cuando amenazo con botarlo de casa, trabajo duro cuando empezaron los despidos en su empresa, empezó a «cuidarse» cuando no le vino el periodo por dos semanas, empezó a bajar de peso cuando volaba en colesterol, empezó la dieta y los ejercicios casi al empezar el verano…

veloz.JPG

Estas ideas de arriba pueden sonar conocidas y a veces muy típicas de tu vida y de las vidas de algunas personas que conoces, pero en este caso, «cualquier parecido con la realidad NO es pura coincidencia».En todo aspecto de la vida, sea en el trabajo, estudios, familia, amigos, nosotros mismos, hay dos tipos de temas que ocupan nuestro tiempo: los urgentes y los importantes. Normalmente, los importantes son temas que postergamos o venimos postergando por un tiempo, son asuntos que a veces toman mayor tiempo para planificar y concretar, y por ello, pensamos que en algún momento tendremos que empezar, pero lamentablemente esperamos el ultimo momento, el ultimo minuto, cuando ya se han transformado en urgentes.

¿Porque vivir a ese ritmo, cuando podríamos ordenar nuestra vida y trabajar en los aspectos urgentes e importantes a la vez? Vivir en urgencia crónica es causante del agotamiento, stress y deterioro de nuestras vidas en general.

¿Cual podría ser una buena manera de empezar a dejar la cultura de lo urgente?, aquí unos tips:

Tomate 20 minutos de tu día diariamente para preparar y luego actualizar tu lista de pendientes. Un tema pendiente, por ejemplo, no debería ser: AVANZAR EN MI TRABAJO; los temas deben ser escritos de manera muy puntual: MANDAR UN EMAIL A JORGE DE TAL EMPRESA, ORDENAR MI BANDEJA DE CORREOS, RESPONDER CARTA A TAL EMPRESA, ETC.

Una vez que tengas la lista terminada, califica los temas bajo dos criterios:

– Tiempo de ejecución: menos de una hora, más de 1 hora, más de 4 horas, más de un día, etc.
– Fecha de termino: para hoy, para esta semana, para la próxima semana, para el próximo mes, etc

Empieza por los de periodo de término más cercano y que te ocupen menos tiempo. Si tienes temas que impliquen seguimiento luego de una acción, empiézalos en paralelo.

Estoy seguro que una inversión de 20 minutos será tu inversión más rentable en reducción de tiempos perdidos y mayor tranquilidad en tu vida.

Coach certificado por Asesco | Graduado Social | Master en Recursos Humanos por EADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *