¡Busca motivos, no excusas!

Esto ya lo sabes: tú no eres tus circunstancias. Sin embargo, es difícil interiorizarlo cuando estás en mitad de una crisis o reto. Puede ser un despido, dificultades económicas, un divorcio, una enfermedad física o mental, la pérdida de un ser querido, o cualquier otra cosa que te impulse a desear taparte la cabeza con las sábanas y no plantarle cara al mundo.

eliminar-excusas

He enfrentado grandes retos que incluyen todos los anteriores y alguno más. No digo que sea fácil ponerse las pilas y seguir p´alante, pero SÍ es sencillo y se trata de una elección personal. En mi adolescencia tenía por costumbre culpar a los demás y a las circunstancias de mis problemas. A través de los años he aprendido que solo yo puedo HACER algo para cambiar mi situación y sobre todo, mi actitud. Soy la única que puede conseguir que yo vaya a terapia, al médico, seguir el proceso de recuperarme de una pérdida, tomar acción para cumplir un sueño, o cualquier otra cosa.

Superar retos me ha fortalecido. Sé de lo que soy capaz. También sé que puedo soltar lastre – no aferrarme al pasado, a resentimientos ni arrepentimientos – y seguir subiendo.

Algunas cosas que me han ayudado a ser imparable y además, alegre:

– Encontrar razones para salir de un mal trago en lugar de excusas para perpetuarlo.

– Pedir ayuda. Si tienes depresión, consulta con un experto. La vida es más fácil si buscas soluciones. Si tienes una enfermedad, aprende sobre ella, y procura ayudar a otras personas a superarla o comprenderla. Esa es la raíz de la mayoría de mis libros de ensayo

– Deja de culpar a los demás. Cuida tu propio jardín y observa cómo florece. Nadie puede hacerlo por ti, aunque tú pienses que deberían.

– Haz una lista de todos los pasos que puedes dar para superar tu reto actual. Si necesitas trabajar, reinvéntate, promueve tus destrezas, apúntate a un curso y busca trabajo como si tu vida dependiera de ello. ¡Así es!

– Sé agradecido – Con regularidad escribo una lista de todo por lo que doy las gracias. En momentos realmente difíciles recuerdo escribir que estaba agradecida de poder comprar comida para mis hijas. Todo lo demás se desmoronaba, pero teníamos de comer y estábamos juntas.

¿Qué haces tú para superar las dificultades?

En busca de la felicidad

“La felicidad humana, generalmente, no se consigue con grandes golpes de suerte, que pueden pasar pocos golpes, si no con pequeñas cosas que pasan todos los días”.

Benjamin Franklin

Nos autoconvencem que la vida mejorará en casarnos, al tener un hijo, en tener otro. Entonces, nos frustramos porque nuestros hijos todavía son pequeños; pero todo mejorará cuando crezcan. Entonces, nos desengañamos porque llegan a la adolescencia y debemos pelearnos con ellos; y creemos que seguramente seremos felices cuando superen la adolescencia, …

felicidad

Nos llamamos que la vida mejorará cuando hiciéramos cosas juntos con nuestra pareja, cuando tengamos un coche nuevo, cuando hiciéramos vacaciones, cuando finalmente nos jubiláramos, …

No hay mejor momento por ser felices que ahora mismo! Sino, cuándo?

La vida estará siempre llena de retos. Es mejor admitirlo y decidirnos a ser felices!

Siempre nos parece que la vida está a punto de empezar. Pero siempre hay obstáculos a lo largo del camino: una prueba por superar, un trabajo a concluir, una factura por pagar, … y después, la vida empezará. Y finalmente, llegamos a la conclusión que estos obstáculos son la vida.

Este punto de vista nos puede ayudar a entender que no hay un camino que nos traiga a la felicidad: la felicidad es el camino.

Entonces, disfrutamos cada instante!!!

Lo suficiente de esperar a acabar los estudios, a perder 10 kilos, a ganar 1000€, a casarnos, a que llegue el fin de semana, a estrenar coche nuevo, a liquidar la hipoteca, a que llegue el verano, a que suene nuestra canción por la radio, a morir, a renacer, … antes de decidirnos a ser felices!

“La felicidad es el viaje, no el destino.
No hay mejor momento por ser feliz que AHORA mismo!
Vivo y disfruta cada instante!”

Autor desconocido

Esta reflexión nos puede ayudar a ser más felices, hazla correr!

Videos Motivacionales

Hace poco, alguien consultó acerca de qué video sugeríamos para utilizar como disparador de una jornada de motivación.

Hubo algunas sugerencias de links y películas por demás de interesantes, que sin embargo parecían dejar en mi, espacios vacíos.

El personaje que elegí, fue cumpliendo uno a uno, mis requerimientos:

– A veces nos preguntamos: Se sentirán los participantes lo suficientemente identificados con el personaje? Nos afanamos entonces en hallar personajes capaces de ser reconocidos por distintas generaciones, niveles socio economicos y nacionalidades. Nuestras opciones deben ser lo mas universales posibles, para lograr que nuestros auditorios se identifiquen.

– Personalmente, me gusta aprender y enseñar a través del humor. Hay mucha bibliografía que avala mi preferencia. El humor libera endorfinas que ayudan a reducir el estrés, desarma las barreras jerárquicas favoreciendo la comunicación y favorece la receptividad. Qué mejor modo, pues, que comenzar la jornada con un buen video que permita la catarsis de los participantes y los predisponga al aprendizaje?

– Utilizar un personaje que los asistentes hayan visto muchas veces, nos permitirá dar vuelta conceptos pre-existentes, que es una capacidad clave en procesos creativos efectivos. Partiendo de la base de que los presentes vieron muchas veces al personaje de nuestro video, aprenderán ahora a analizarlo desde otra perspectiva. Esta capacidad nos ayudará a encontrar conceptos sorprendentes y divertidos.

– El personaje en cuestión apelará a la inteligencia personal y emocional de todos y cada uno. Podrán apoyarlo o no, pero lograremos que el auditorio tome partido y salga del letargo. Apelar a estas dos inteligencias es fundamental al momento de buscar una participación activa en el proceso de aprendizaje.

Estas y muchas otras consideraciones me hicieron elegir a uno de los hijos del genial Chuck Jones, nacido allá por 1949.

Para no hacer demasiada larga la incertidumbre, diré que es el mejor cliente -por lejos- de la Corporación ACME.

Si a estas alturas no saben de quién se trata: hagan click.

El propio Chuck explica, en parte, los motivos de mi elección: Una de las reglas de oro de la tira, era que la audiencia debia estar del lado del Coyote. Qué mas podemos desear del personaje central de un video motivacional?

– Paradigma de la motivación intrínseca, que persiste en su cometido luego de innumerables fallos.

– Capaz de idear planes y armar estrategias dignas del mejor equipo de multidisciplinario de trabajo.

– Capaz de recuperarse de los más estrepitosos fracasos y reciclarlos en sus nuevos intentos, dando ejemplos de resiliencia asombrosos.

– Incansable a la hora de buscar nuevos recursos que le ayuden a cumplir su objetivo.

Sin dudas, un excelente disparador de una jornada de Motivación.

Siempre tuve la duda de si el Coyote debía o no cazar al Correcaminos. Por último para los que siguen sosteniendo que el Coyote merecia ganar, les dejo un video:

Decir que NO

“El hombre realmente libre es aquel que puede rechazar una invitación a comer sin dar una excusa”

Jules Renard

Cuántas veces reprimieron sus deseos de decir NO a ese cliente que los tiene hartos con sus exigencias de chiquilín malcriado, al que consienten por miedo a que se vaya con sus pedidos y caprichos a las oficinas de la competencia; o a ese empleado estrella que parece no cansarse de llegar tarde -pero qué eficiente es a la hora de terminar los proyectos-; o a ese jefe al que no le importan sábados ni domingos y que llama cuando estamos en el consultorio del dentista con tres anestesias y un torno en la boca?

Hay numerosos estudios que demuestran que uno de los principales inconvenientes que tienen los directivos de empresas es, justamente, DECIR QUE NO.

excusometro

Como muchos otros programas que ejecutamos a diario, esta limitación tiene que ver con nuestra educación y con cubrir la necesidad de validación y aceptación por parte de los demás.

Un niño recibe aproximadamente 9 mensajes negativos por cada mensaje positivo o validador, de modo tal que no es extraño que de adultos vayamos por la vida buscando la aprobación del otro, aun a expensas de nuestros deseos y necesidades.

Tendemos a asociar decir que NO con invalidar al otro, olvidándonos que el no que le decimos al otro es un SI a nosotros mismos. Este simple giro semántico es el nudo del asunto.

¿Por qué seguir con esquemas que hasta ahora nos han resultado poco efectivos?

Redefinamos el NO en un sentido positivo, como expresión de valía hacia nuestro propio ser. No hablaremos entonces ya, de decir que NO al otro, sino de decirnos SI a nosotros.

La próxima vez que nos encontremos en situación de decir que NO a algo, actuemos sabiéndonos libres de hacer valer nuestras necesidades y nuestros deseos.

Despojémonos de emociones negativas para que nuestros No, sean tomados por los demás como un acto de reafirmación de nuestra propia valía.

SI logramos resignificar para nosotros mismos el acto de decir que NO, como un acto de reafirmación, los demás percibirán eso y ya no se sentirán ofendidos ni limitados con nuestra respuesta.

Muchas veces sucede que nuestros propios programas nos llevan a decir que no con una carga de emociones negativas tan pesada que terminamos elevando el tono de voz, haciendo gestos ampulosos y malhumorados. Cuando invertimos el sentido de ese NO, como una premisa positiva, esa carga negativa desaparece, permitiéndonos ser más asertivos con el otro.
Como premisa y un poco porque respondemos a nuestros programas más antiguos, tendemos a decir si, es una especie de acto relejo que tenemos ante las requisitorias de los demás.

Cuando digamos que NO, seamos firmes y considerados, tengamos en cuenta que decir que no, no es ser egoísta, es ser integro y sincero con el otro.
Antes de intentar quedar bien con todo el mundo recordemo que a la primera persona a la que tenemos que agradarle es a nosotros mismos.

Paginas 10 of 36« Primera...89101112...2030...Ultimas »