Koaching

No me siento escuchado

Quién no se ha dicho alguna vez “no me siento escuchado”, en mi trabajo, con mi pareja, con mi familia, con mis amigos. Y cuando esto ocurre, la sensación que tenemos es desagradable.

No transmitimos la información que pretendemos, nuestra autoestima sufre porque no nos sentimos con autoridad frente a nuestros interlocutores. Aquel al que va dirigido el mensaje; al parecer, nuestras palabras, incluso nuestra presencia, dejan de tener valor. ¿Podemos hacer algo para mejorar esta situación?

Por parte del que quiere transmitir una información podemos realizar varias cosas:

– Preparar el lugar donde queremos intervenir. Ej.: si lo que pretendemos es solicitar un aumento de sueldo, no podemos entablar esta conversación en un ascensor o justo a la hora de salida del trabajo. Buscaremos un lugar adecuado para la negociación, un despacho, por ejemplo.

– Sería conveniente ensayar delante de un espejo o con alguien que se preste a hacerlo. En esta pequeña simulación podremos prever preguntas o circunstancias que se pueden dar y en el momento en que realizamos la exposición. Sabríamos cómo responder de la forma más adecuada.

– Mostrarnos distendidos y confiados en la posibilidad de conseguir lo que queremos, hace que la persona que tengamos delante también pueda creer en ello.

– Es aconsejable empatizar con el otro, y esto lo podemos conseguir creando un ambiente distendido y de confianza. Ej.: si entramos a una entrevista sin tan siquiera decir “buenas tardes” y yendo directamente al grano, es posible, que nuestro interlocutor se muestre a la defensiva. Crear un clima agradable donde la energía positiva fluya, formaría parte del 50 % del éxito.

Estas son algunas de las pautas a seguir para Sentirse Escuchado, y en definitiva, para tener Éxito en lo que nos proponemos.

Coach certificado por Asesco | Graduado Social | Master en Recursos Humanos por EADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *