Quiero y Puedo!

A diario solemos esconder nuestros miedos tras otros nombres.

Así, vamos dilatando proyectos, postergando decisiones, evitando asuntos, olvidando hacer “ese” llamado, excusándonos tras un sinfín de frases hechas.

Buscamos metas demasiado elevadas, esperamos dar el gran salto; sin reparar que en realidad para llegar a esa meta, debemos comenzar con un pequeño paso.

"Este es un pequeño paso para un hombre pero un gran salto para la humanidad "
Neil Armstrong, al ser el primer hombre en pisar la luna.

El mejor empleado del mes, el mejor vendedor del año, el mejor promedio del curso;  comienzan un día.

La formulación de nuestros objetivos nos permitirá determinar nuestro curso de acción. Saber qué es lo que queremos es el primer paso para la consecución de nuestras metas. Pero para saber QUE queremos, es necesario que desarmemos nuestros miedos.
Si pensamos de manera rígida acerca de nosotros y el mundo, y nos repetimos a diario que:  “Es lo que hay”, nos resultará difícil desandar el camino de los miedos.

Cuando nos encontremos justificándonos con excusas del tipo:

* No llegué a tiempo con el proyecto.
* Estoy muy cansado para eso.
* Me cuesta concentrarme.

Observemos con atención para detectar los miedos que nos impiden avanzar hacia nuestras metas:

* En realidad, no llegaste a tiempo porque tus miedos te hicieron distraer demasiado en los detalles o en la búsqueda de la perfección, enredando y estirando el proyecto.
* Estás cansado, pero podrías esforzarte si te dijeses en voz alta que de ello depende que consigas una meta anhelada.
* Estás desconcentrado, porque concentrarte en el asunto es la garantía del éxito que estás evitando.

errarehumanumestAprendamos a ver mas allá, a reconocer los miedos que nos están frenando en nuestro desarrollo y en nuestro crecimiento.

Pensemos en qué otros momentos de nuestras vidas pasamos por esto. Apuesto que ya nos dijimos las mismas excusas una y otra vez. ¿Qué queríamos evitar al decirlas?

Miremos hacia atrás con compasión y aprendamos a perdonarnos por habernos sentido atemorizados y asustados, sabiendo que esta vez, podremos superarnos y seguir adelante en la consecución de nuestros objetivos.

Te invito a que tomes lápiz y papel y hagas una lista con 5 excusas que hayas utilizado en los últimos días. Para que comprendas de qué tipo de excusas hablo, comparto mi lista:

1.- Cambiar el tipo de letra, color, tamaño, ilustraciones o efectos de un flyer: -“Y si ponemos la tipografia en rojo, y si probamos en azul, y si le agregamos un efecto de sombra, y si…”
2.- “Después pienso tranquila una respuesta”.
3.- “Lo que fallo fue la comunicación”.
4.- “Consulto antes de mandar el presupuesto al cliente, por si se me pasó algo por alto”.
5.- “Es demasiado riesgoso”.

hoy-toca-ser-feliz

¿Cuáles fueron tus excusas?

Te invito a desarmarlas!

¿Como podemos desandar el camino del miedo?

* Aprendiendo de nuestro pasado. Perdonando nuestros errores, aceptando que podemos equivocarnos y salir fortalecidos de ello.
* Modificando nuestros diálogos internos. Aprendiendo a mimarnos, aceptarnos y desearnos solo cosas buenas!
* Aprendiendo a respetar “nuestros tiempos”.
* Comenzando a vivir Aqui y Ahora.
* Generando endorfinas: reir, reir, reir.
* Desterrando los “no puedo”, “no debo”, “Y si…”, etc.
* Manejando los agentes estresores de nuestra vida.
* Parando dos minutos, respirando profundo, tomando un vaso de agua y pensando que esto: tambien pasará.

Mónica Giovanovich
Rhg.groupsite.com

Herramientas de coaching empresarial consciente

La confianza, el respeto y el compromiso entre las personas constituyen las piedras fundamentales de las organizaciones. Hasta que no se construye tal base actitudinal, es sumamente difícil instalar cualquier plan de mejoramiento.

No resulta novedoso decir que las actitudes de las personas resultan fundamentales para gestionar con efectividad. Lo inédito es contar con una metodología para aprender e instalar este tipo de mejora en forma concreta como lo posibilita el Coaching Empresarial Consciente.

herramientas

Las competencias actitudinales son las llaves para abrir las puertas del cambio cultural en las organizaciones, y adquirirlas implica un proceso tan incómodo como aliviador para los ejecutivos, ya que por un lado los desafía a ser concientes de las muchas incoherencias del quehacer empresarial, en el que el decir y el hacer requieren ir juntos, y por otro, les revela la enorme cantidad de energía que se ahorra cuando se comienzan a instalar contextos de mayor transparencia.

Con estas herramientas se hace posible identificar los entramados organizacionales que frustran cualquier intento de mejoramiento, siendo que venimos de una cultura en la que “mirar para otro lado” frente a ciertas situaciones críticas resulta un comportamiento tan corriente como dañino para todos. Por lo tanto, disponer de recursos para desactivar los enredos tóxicos y reactivar las tramas virtuosas resulta un aporte que tal vez pase algún tiempo hasta que pueda medirse el altísimo valor que agrega.

Algunas de las competencias actitudinales que propone el Coaching Empresarial Consciente son:

* Competencia e Inteligencia Emocional.
* Identificación de tendencias facilitadoras y limitantes para abordar lo nuevo.
* Desactivar los dobles discursos y el rumor.
* Creación de contextos para conversar y acordar.

A modo de conclusión o apertura…

Para qué cometer errores antiguos si hay tantos errores nuevos por cometer.
Bertrand Russell

Contar con las herramientas de Coaching Empresarial Consciente permite a los ejecutivos entrenados estar en condiciones de alinear voluntades, coordinar relaciones difíciles, optimizar la tarea y crear contextos de aprendizaje colectivo en un marco de compromisos donde las personas dejan de ser meros espectadores del cambio y pasan a ser sus generadores y conductores.

Siendo que la palabra “coaching” significa entrenamiento, la práctica de este inédito enfoque les permitirá a las compañías y a sus referentes orientar los talentos en función de los objetivos comunes y las necesidades sustantivas de los clientes, así como también motorizar el surgimiento de un nuevo orden que responda en forma certera a los actuales tiempos de cambio.

Creemos que hay mucho para ganar y lo invitamos a hacerlo.

Marcelo Krynski

Nueve beneficios del Coaching

John Whitmore, uno de los pioneros en la práctica del coaching, plantea en su libro Coaching for Performance, una lista de beneficios que pueden ayudar a aquellos que estén considerando adoptar una cultura que promueva el empleo de este estilo de desarrollo en sus respectivas organizaciones.

beneficios_coaching

1. Mejora del desempeño y la productividad: El coaching no podría haber tenido el crecimiento que tuvo sino funcionara bien en este sentido. El coaching favorece a que individuos y equipos pongan lo mejor de sí en las tareas que realizan, algo que la capacitación tradicional, en general, no consigue.
2. Desarrollo de la gente: Desarrollar a las personas no sólo implica enviarlos a realizar cursos breves o workshops una o dos veces por año. El coaching brinda a los managers una manera efectiva de facilitar día a día el desarrollo del talento y retenerlo.
3. Mejora del aprendizaje: El coaching favorece el aprendizaje y cataliza dicho proceso, sin perdidas de tiempo, ya que permite lograrlo “on line” sin dejar las tareas habituales ni el lugar de trabajo.
4. Mejora de las relaciones: El mismo acto de realizar una pregunta poderosa, agrega valor. Si las preguntas se hacen con intención de ayudar a otros a crecer y mejorar, transmiten implícitamente un mensaje: “me importas”.
5. Mejora de la calidad de vida en el trabajo: El empleo efectivo por parte de los managers de técnicas de coaching para el desarrollo de su gente, requiere de ellos una mayor consciencia en las respuestas que dan a cada una de las circunstancias que se presentan en el ámbito laboral. El respeto de valores tales como la humildad, la autenticidad, la responsabilidad, la colaboración, la confianza, produce un impacto directo en el bienestar que las personas comienzan a experimentar al perseguir sus objetivos de trabajo.
6. Más creatividad: El ambiente de coaching fomenta el aprendizaje y el descubrimiento de alternativas creativas para producir mayor efectividad. La actitud de aprendizaje y diálogo, posibilita una emocionalidad de entusiasmo creativo, en lugar del miedo al ridículo, a la burla o a la descalificación.
7. Mejor uso de habilidades y recursos: Dado que uno de los pilares culturales a los que aspira una cultura que favorece el coaching y el aprendizaje es la responsabilidad e integridad incondicional, se promueven y valoran los comportamientos de quienes persiguen sus objetivos de mejora utilizando todos los recursos disponibles, poniendo en acción el máximo de sus habilidades, respetando sus valores.
8. Respuestas más rápidas y efectivas a situaciones de emergencia: En una atmósfera en la cual las personas son valoradas por su capacidad de aprender, impera la iniciativa, y al encontrarse ante un impevisto o una emergencia la gente toma acción y riesgos incluso antes de que sus jefes, alejados del lugar donde ocurren dichas situaciones, les digan qué hacer. En una cultura donde impera el miedo a ser castigado ante el error, nadie se mueve sin la aprovación o el pedido explícito de su jefe.
9. Mayor flexibilidad y adaptabilidad al cambio: La escencia misma del coaching está empapada del espíritu de cambio y responsabilidad. Hacer lo mismo que hice hasta ahora no resulta una estrategia efectiva para mejorar. Cada vez es más evidente que la flexibilidad y la resiliencia constituyen factores de supervivencia organizacional.

Andrés Ubierna

Una metáfora del Coaching

mantener_el_camino

Cuenta Milton Erickson que un día llegó a su casa un caballo perdido. El animal no llevaba ninguna marca que lo identificase pero Erickson decidió devolvérselo a su amo.

Montó el caballo y lo condujo hasta la carretera. Una vez allí, dejó que el propio caballo decidiera hacia dónde quería ir. Él sólo intervenía si el caballo se desviaba del camino para comer o para pasear en los prados de los alrededores.

Continuaron así unos cuantos kilómetros hasta que llegaron a una granja. Allí el animal se detuvo. Salió el granjero a recibir la inesperada visita y al ver su caballo preguntó: “¿Cómo ha sabido que este caballo era nuestro?” a lo que Erickson respondió: “Yo no lo sabía… El caballo sí. Yo sólo he tenido que mantenerlo en el camino.”

Paginas 11 of 35« Primera...910111213...2030...Ultimas »