Koaching

Divertirse Aprendiendo

El maestro en el arte de la vida no distingue mucho entre su trabajo y su juego, su trabajo y su ocio, su mente y su cuerpo, su educación y su recreación, su amor y su religión… el apenas distingue cual es cual.

Simplemente, percibe su visión de la excelencia en todo lo que hace, dejando que los otros decidan si el esta jugando o trabajando. A sus propios ojos, siempre esta haciendo las dos cosas (pensamiento Zen) Definiciones Clave.

Diversión: La consecuencia de un acto placentero y entretenido; es lo contrario al logo.jpgaburrimiento.

Robert “Bob” Pike, uno de los Facilitadores más creativos, exitoso y eficiente de hoy, ha desarrollado lo que se conoce como las 5 Leyes de Pike que tienen aplicación en el mundo del aprendizaje de adultos. La Tercera de estas leyes dice: El aprendizaje es directamente proporcional a la cantidad de diversión que se tiene. Esto se traduce en que si el Socio de Aprendizaje se divierte mientras aprende, aprenderá más efectivamente. Pero cuidado, no nos estamos refiriendo a que la Actividad de Aprendizaje sea un “bochinche”, sino que ocurra en un ambiente relajado y placentero, donde el Socio de Aprendizaje lo pase bien y no se aburra.

El aprendizaje puede y debe ser una actividad placentera. La diversión del Socio estimula su aprendizaje y lo motiva a seguir aprendiendo. El facilitador debe garantizar que la Experiencia de Aprendizaje se produzca dentro de un ambiente de diversión, y de que a través de esa diversión sus Socios vuelvan a experimentar el placer de aprender.

Cuando hablamos de diversión, no nos referimos a que el aprendizaje transcurra entre risas y que el facilitador haga las veces de payaso. El humor ciertamente es un elemento importante de diversión, pero no el único. Diversión en este contexto tiene que ver con que el Socio de Aprendizaje no esté aburrido durante la Experiencia de Aprendizaje.
Así como hay diversión en la risa, creemos que la participación activa, la experimentación directa, el descubrir nuevos conocimientos, el contribuir con un logro específico; implican diversión también. Existen muchas formas de entretenimiento además del humor que podemos usar durante una Experiencia de Aprendizaje.

No estamos diciendo que el humor no sirva para aprender; por el contrario, un buen chiste a veces puede ser una poderosa herramienta para ilustrar un punto cualquiera. El sentido del humor y el ingenio siempre son bien apreciados, y la risa genera una sensación de bienestar muy particular en los seres humanos; pero no es necesario ser un comediante profesional para llegar a ser un buen Facilitador. Más bien hay que tener cuidado, pues si bien el humor y la risa estimulan el aprendizaje, deben ser usados con inteligencia; de lo contrario podemos correr el riesgo de perder el foco y que la Experiencia de Aprendizaje se nos convierta en una simple sesión de entretenimiento.

La variedad es clave para no aburrir al Socio de Aprendizaje. Por más interesante y entretenida que pueda ser una actividad, es importante introducir modificaciones y variaciones a lo largo de la experiencia, a fin de que se mantenga la diversión.

Recuerda que la diversión debe medirse en función de los Socios de Aprendizaje. Todos tenemos gustos diferentes, así que a lo mejor como Facilitadores podemos estar altamente entretenidos con una actividad, pero tal vez esta diversión sea compartida por muy pocos o ninguno de los Socios de Aprendizaje. El foco es el Socio de Aprendizaje, no el Facilitador.
La creatividad del Facilitador es clave para que una Experiencia de Aprendizaje sea divertida. El uso de recursos distintos, que llamen la atención, la involucración activa del Socio de Aprendizaje, la utilización apropiada de los recursos audiovisuales, la ambientación adecuada, el buen humor, etc., son todos elementos que pueden contribuir a que el Socio de Aprendizaje se divierta aprendiendo.

Y si el aprendizaje puede ser divertido, y si la diversión aumenta la efectividad del aprendizaje y le devuelve al Socio el placer de aprender, entonces deberían prohibir cualquier aprendizaje que no fuese divertido.

Adrián G. Cottín Belloso

Coach certificado por Asesco | Graduado Social | Master en Recursos Humanos por EADA

One Comment

  • jose luis

    Hola. buenas noches.
    Puede arrastrar un pie en el suelo sin levantarlo de adelante para tras … Escuche el ruido … Le marcara una preventiva si lo memoriza en su pensamieto, si no le gusta puede usted hacer unos circulos con los pies en el suelo … y esta borrando lo memorizado.

    Comentando que hay movimientos del cuerpo muy divertidos y muy originales, siempre que se difinan con cariño y con sabiduría.
    Un abrzazo. José Luis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *