¿Qué tiene que ver la Psicología con el coaching?

Esta es una pregunta que suscita mucha controversia. Desde un punto de vista teórico y aplicado, el coaching puede verse como una forma de concebir y aplicar la Psicología a los individuos o los grupos en el ámbito de la población sin patologías clínicas. De hecho, sus principios teóricos proceden de la Psicología del Deporte y del Desarrollo Organizacional y de algunas leyes de la Psicología Básica (motivación, aprendizaje, solución de problemas y toma de decisiones).

Si lo miramos desde un punto de vista profesional, algunos o muchos profesionales del coaching (depende del país de referencia) proceden de disciplinas distintas a la Psicología y utilizan algunas técnicas no contempladas por la Psicología ni por otras disciplinas académicas. En la actualidad, hay muchos y muy prestigiosos coaches en el mundo que tienen una formación académica en áreas  distintas a la  Psicología.

La vocación del coaching es ayudar a las personas en su desarrollo y mejora, y eso siempre ha sido una meta de la Psicología  como profesión.

Coaching y Planificación Estratégica

La técnica de las conversaciones de coaching se fundamenta en la formulación de preguntas, se puede decir que en función de la calidad de la pregunta y de su oportunidad, obtendremos la calidad de la respuesta.

Alguna vez que cuando la pregunta se realiza bien, la respuesta va implícita.

La Planificación Estratégica es un proceso mediante el cual las compañías definen lo que pretenden conseguir y como se proponen conseguirlo; a decir verdad el proceso no difiere en demasia del que cualquier persona realiza a nivel personal para concretar sus objetivos.

Para definir una Planificación Estratégica en la empresa, sus directivos deberán de reunirse para unificar criterios, este simple hecho ya es en sí mismo una herramienta de cohesión y de afirmación de la propia compañía. Indistintamente que lo que se pretenda planificar sea un departamento, o toda la empresa, las preguntas serán básicamente las mismas y podemos definir cinco, mediante las cuales se llega a desarrollar todo el proceso. Continuar leyendo…

Coaching y Mentoring: definición, diferencia y similitudes

Son dos conceptos que aluden a procesos distintos. Aunque la diferencia es solo de grado.

El Mentoring, es el proceso en el cual un mentor (“maestro”) contribuye con un mentee(¿?) o mentorizado(¿?) (“aprendiz”) para que éste desarrolle todas sus potencialidades: físicas, sicológicas, sociales, laborales, etcétera. En el portal de la Universidad de Deusto (España), se nos recuerda que: “El mentoring debe su nombre a la mitología griega. Méntor era el amigo íntimo de Ulises, el protagonista de la Odisea de Homero. Antes de partir para Troya, Ulises pidió a Méntor que se encargara de preparar a su joven hijo Telémaco para sucederle como rey de Itaca. Méntor tuvo que ejercer de padre, maestro, modelo, consejero asequible y fiable, inspirador y estimulador de retos de modo que Telémaco se convirtiera en un rey sabio, bueno y prudente.”

El Coaching, es el proceso en el cual un coach (“maestro”) contribuye con un coachee (“aprendiz”) para que éste desarrolle cierto tipo de potencialidades; normalmente las de naturaleza profesional. Por ello es que ahora se habla de coaching ejecutivo o coaching empresarial, por ejemplo. Continuar leyendo…

No me siento escuchado

Quién no se ha dicho alguna vez “no me siento escuchado”, en mi trabajo, con mi pareja, con mi familia, con mis amigos. Y cuando esto ocurre, la sensación que tenemos es desagradable.

No transmitimos la información que pretendemos, nuestra autoestima sufre porque no nos sentimos con autoridad frente a nuestros interlocutores. Aquel al que va dirigido el mensaje; al parecer, nuestras palabras, incluso nuestra presencia, dejan de tener valor. ¿Podemos hacer algo para mejorar esta situación?

Por parte del que quiere transmitir una información podemos realizar varias cosas:

– Preparar el lugar donde queremos intervenir. Ej.: si lo que pretendemos es solicitar un aumento de sueldo, no podemos entablar esta conversación en un ascensor o justo a la hora de salida del trabajo. Buscaremos un lugar adecuado para la negociación, un despacho, por ejemplo.

– Sería conveniente ensayar delante de un espejo o con alguien que se preste a hacerlo. En esta pequeña simulación podremos prever preguntas o circunstancias que se pueden dar y en el momento en que realizamos la exposición. Sabríamos cómo responder de la forma más adecuada.

– Mostrarnos distendidos y confiados en la posibilidad de conseguir lo que queremos, hace que la persona que tengamos delante también pueda creer en ello. Continuar leyendo…

Paginas 28 of 35« Primera...1020...2627282930...Ultimas »