En busca de la felicidad

«La felicidad humana, generalmente, no se consigue con grandes golpes de suerte, que pueden pasar pocos golpes, si no con pequeñas cosas que pasan todos los días».

Benjamin Franklin

Nos autoconvencem que la vida mejorará en casarnos, al tener un hijo, en tener otro. Entonces, nos frustramos porque nuestros hijos todavía son pequeños; pero todo mejorará cuando crezcan. Entonces, nos desengañamos porque llegan a la adolescencia y debemos pelearnos con ellos; y creemos que seguramente seremos felices cuando superen la adolescencia, …

felicidad

Nos llamamos que la vida mejorará cuando hiciéramos cosas juntos con nuestra pareja, cuando tengamos un coche nuevo, cuando hiciéramos vacaciones, cuando finalmente nos jubiláramos, …

No hay mejor momento por ser felices que ahora mismo! Sino, cuándo?

La vida estará siempre llena de retos. Es mejor admitirlo y decidirnos a ser felices!

Siempre nos parece que la vida está a punto de empezar. Pero siempre hay obstáculos a lo largo del camino: una prueba por superar, un trabajo a concluir, una factura por pagar, … y después, la vida empezará. Y finalmente, llegamos a la conclusión que estos obstáculos son la vida.

Este punto de vista nos puede ayudar a entender que no hay un camino que nos traiga a la felicidad: la felicidad es el camino.

Entonces, disfrutamos cada instante!!!

Lo suficiente de esperar a acabar los estudios, a perder 10 kilos, a ganar 1000€, a casarnos, a que llegue el fin de semana, a estrenar coche nuevo, a liquidar la hipoteca, a que llegue el verano, a que suene nuestra canción por la radio, a morir, a renacer, … antes de decidirnos a ser felices!

«La felicidad es el viaje, no el destino.
No hay mejor momento por ser feliz que AHORA mismo!
Vivo y disfruta cada instante!»

Autor desconocido

Esta reflexión nos puede ayudar a ser más felices, hazla correr!