Videos Motivacionales

Hace poco, alguien consultó acerca de qué video sugeríamos para utilizar como disparador de una jornada de motivación.

Hubo algunas sugerencias de links y películas por demás de interesantes, que sin embargo parecían dejar en mi, espacios vacíos.

El personaje que elegí, fue cumpliendo uno a uno, mis requerimientos:

– A veces nos preguntamos: Se sentirán los participantes lo suficientemente identificados con el personaje? Nos afanamos entonces en hallar personajes capaces de ser reconocidos por distintas generaciones, niveles socio economicos y nacionalidades. Nuestras opciones deben ser lo mas universales posibles, para lograr que nuestros auditorios se identifiquen.

– Personalmente, me gusta aprender y enseñar a través del humor. Hay mucha bibliografía que avala mi preferencia. El humor libera endorfinas que ayudan a reducir el estrés, desarma las barreras jerárquicas favoreciendo la comunicación y favorece la receptividad. Qué mejor modo, pues, que comenzar la jornada con un buen video que permita la catarsis de los participantes y los predisponga al aprendizaje?

– Utilizar un personaje que los asistentes hayan visto muchas veces, nos permitirá dar vuelta conceptos pre-existentes, que es una capacidad clave en procesos creativos efectivos. Partiendo de la base de que los presentes vieron muchas veces al personaje de nuestro video, aprenderán ahora a analizarlo desde otra perspectiva. Esta capacidad nos ayudará a encontrar conceptos sorprendentes y divertidos.

– El personaje en cuestión apelará a la inteligencia personal y emocional de todos y cada uno. Podrán apoyarlo o no, pero lograremos que el auditorio tome partido y salga del letargo. Apelar a estas dos inteligencias es fundamental al momento de buscar una participación activa en el proceso de aprendizaje.

Estas y muchas otras consideraciones me hicieron elegir a uno de los hijos del genial Chuck Jones, nacido allá por 1949.

Para no hacer demasiada larga la incertidumbre, diré que es el mejor cliente -por lejos- de la Corporación ACME.

Si a estas alturas no saben de quién se trata: hagan click.

El propio Chuck explica, en parte, los motivos de mi elección: Una de las reglas de oro de la tira, era que la audiencia debia estar del lado del Coyote. Qué mas podemos desear del personaje central de un video motivacional?

– Paradigma de la motivación intrínseca, que persiste en su cometido luego de innumerables fallos.

– Capaz de idear planes y armar estrategias dignas del mejor equipo de multidisciplinario de trabajo.

– Capaz de recuperarse de los más estrepitosos fracasos y reciclarlos en sus nuevos intentos, dando ejemplos de resiliencia asombrosos.

– Incansable a la hora de buscar nuevos recursos que le ayuden a cumplir su objetivo.

Sin dudas, un excelente disparador de una jornada de Motivación.

Siempre tuve la duda de si el Coyote debía o no cazar al Correcaminos. Por último para los que siguen sosteniendo que el Coyote merecia ganar, les dejo un video: